Mi pequeño Amor

poema bebe fruto del embarazo


El fruto del amor llevo en mis entrañas,
del amor más puro que Dios me brindo,
como agradecer la dicha anhelada,
como no expresarte gracias Señor.

Mi cuerpo ha cambiado desde tu llegada, 
y conserva a diario aquella ilusión,
por eso es que vivo esperando el momento,
de estrecharte en mis brazos mi pequeño amor.

La vida es muy bella voy a demostrarte,
vivirás henchida de felicidad,
y no habrá cabida a nada negativo,
que tus dulces sueños se  atreva evitar.

Sé que Dios te envía mi pequeño angel,
sé que Dios confia en mi complaciente amor, 
y no habrá fortaleza que se oponga,
a que no se cumpla lo que Dios planeó

Mis brazos te ansían mi tierna bebita, 
cuidaré de ti con el más sublime amor, 
y guiaré tus pasos para mostrate,
el retorno a casa el regreso a Dios.

Anónimo