Comienzo de Lu Chi

el comienzo

 
Con los ojos cerrados, se escucha 
la música interior, extraviados
en el pensamiento y la reflexión,

nuestro espíritu galopa
hacia las ocho esquinas del universo,
la mente vuela muy lejos,

sólo entonces, la voz interior
será clara, cuando
los objetos se definan

Se vierte poco a poco
la esencia de las palabras,
se saborea su dulzura.

Es como ir a la deriva 
en un lago paradísiaco o sumergirse
en la profundidades del mar.

Sacamos palabras vivas
igual que peces ensartados en el anzuelo
sacados del fondo.

Las palábras luminosas son cazadas
como el pájaro cazado con un tiro de arco
entre las nubes pasan.

Se reúnen las palábras e imágenes 
entrea aquellas olvidadas 
por la generaciones anteriores

Nadie ha tocado 
Nuestras melodías
En mil años.

Los retoños de la mañana florecen, luego
los botones nocturnos se marchitan.

El pasado y el presente se entremezclan, 
¡ La eternidad en el párpado de un ojo ¡


Lu Chi