Trágico fin del rey Saúl

Rembrandt el Rey Saúl

Según la Biblia, Saúl fue el primer rey de Israel hacia la primera mitad del siglo XI antes de Cristo. De estatura fuera de lo común y de atractiva apariencia, fue ungido por el profeta Samuel. Durante los primeros años de su reinado venció a los moabitas, ammonits y filisteos, pero, envanecido por sus triunfos, desobedeció los mandatos divinos. Así, Samuel consagró de manera secreta a David, a quién Saúl intento asesinar. Muerto Samuel y oprimido por los filisteos, Saúl recurrió a una adivina e hizo invocar el alma del profeta. Éste le vaticinó su próximo fin y el de los suyos. Y así fue: al día siguiente, vencido por sus enemigos y muertos sus tres hijos, el rey Israelita se mató dejándose caer sobre su propia espada.