El Juego de Pelota de Monte Alban

El Juego de Pelota de Monte Alban

El juego de pelota (parecido a los Juegos de Hercules) era una práctica común en los pueblos mesoamericanos; que se realizaba en la vida cotidiana y en celebraciones religiosas. Aparentemente, cumplía la función de resolver conflictos de diversa naturaleza: pleitos por tierras tributo, controles comerciales y otros. 

La pelota de hule en movimiento representaba las trayectorias de los astros sagrados: Sol, Luna y Venus. El ganador del juego era protegido y apoyado por los dioses. El juego se desarrollaba al nivel de piso de la cancha. Golpeando la pelota con la cadera, codos y rodillas, los jugadores la hacían pasar de un lado a otro. Los muros inclinados, a los lados de la cancha estaban cubiertos con una gruesa mezcla de cal para crear una superficie pulida que hiciera regresar la pelota al campo de juego. Probablemente el disco de piedra ubicado al centro era la clave para anotar puntos.

En Monte Alban  se construyeron cinco canchas de juegos de Pelota lo que confirma su importancia a nivel regional. La que se observa en esta imagen fue construida aproximadamente 100 años a.C.