Diego Rivera

Diego Rivera

La política y la plástica se imbrican en la apasionante (y apasionada obra) de Diego Rivera, el pintor mexicano más importante del siglo XX. Rivera vivió entre 1886 y 1957, una época revolucionaria tanto para el arte mundial como para la escena política de su país. Influido Europa por los grandes movimientos de vanguardia, la obra de Rivera adquirió en su país natal un fuerte tono de compromiso social, paralelo a su actividad como uno de los fundadores del Partido Comunista Mexicano. 

Rivera fue el iniciador del muralismo, grandes obras exhibidas en la vía pública para concientizar a las masas sobre los problemas sociales de la época. También fue un maestro del caballete, al que se dedicó en sus últimos años, con gran éxito en los Estados Unidos. La trascendencia de fronteras –más allá del arraigo local de su pintura- lo ha convertido en uno de los grandes artistas del siglo pasado.