Dalí, visiones de un genio

Dalí, visiones de un genio

Profeta de lo moderno, rey del surrealismo; enigmático, adorable y provocador. El tiempo de Salvador Dalí es este más que nunca. Tras su éxito en París, el museo Reina Sofía, en Madrid, le dedica una retrospectiva con más de 200 de sus obras. A Dalí se le ama o se le odia, sin medias tintas. Entendió como pocos que las grandes ideas que nos había dado la civilización durante miles de años estaban derrumbándose. Y es que el siglo XX también fue el momento en que se descubrió que los sueños eran un mensaje del inconsciente y que se podían interpretar. Fue el siglo que confirmó que era posible romper el átomo para darle energía a una ciudad o destruirla y provocar más de 100 mil muertos en un instante. Y comprendió que el universo había surgido de una gran explosión. Y se asustó ante la evidencia de que todo es relativo, incluso el tiempo y el espacio. Y que existía el ADN, el orden secreto que nos conforma célula a célula. Y fue el siglo que hizo de la desilusión su nueva casa.