El Cristianismo influyó para pasar de libros en rollo a encuadernados

El Cristianismo influyó para pasar de libros en rollo a encuadernados

Aunque los romanos crearon el libro quadrato o codex (formado con pieles curtidas de oveja o ternera, o con tabletas enceradas), los codicillimembranacei (grupos de hojas de pergamino o de papiro en forma de rollo) prevalecieron hasta el siglo IV de la era cristiana. Se le ha atribuido al cristianismo esta transformación porque mediante los códices o cuadernos se pudo reunir en un solo ejemplar los Textos de la Sagrada Escritura, mientras que en cada rollo de papiro o de pergamino sólo se incluía un solo libro. También la confrontación de pasajes de los textos sagrados era más fácil en las hojas de un códice. Los misales y otros documentos litúrgicos resultaron más prácticos cuando fueron encuadernados. Por otra parte, se prefirió el pergamino en vez del papiro porque la piel curtida resistía mejor las tareas de doblado y cosido de la encuadernación.