La búsqueda de empleo: en completa expansión de medios

La búsqueda de empleo: en completa expansión de medios

Actualmente hay un increíble despliegue de medios y formas para encontrar trabajo. Las redes sociales han potenciado enormemente la difusión de información y han diversificado las formas de buscar trabajo. No quiere decir que las viejas costumbres de echar curriculums estén en desuso, pues se sigue saliendo a la calle a buscar trabajo y a echar curriculums en mano, pero las nuevas tecnologías han abierto el abanico tanto que para los recién licenciados casi necesitamos tomar clases particulares para saber cómo hacerlo en la web.

Existen muchas redes sociales orientadas a la búsqueda de trabajo en la que el posible candidato debe tener un perfil personal y bien cuidado porque será la imagen que va a presentar al posible contratante. 

A la cabeza tenemos la red social de LinkedIn: para los que buscan trabajo, para quienes están empleados, para los vendedores que buscan compradores y para los vendedores que están buscando nuevos clientes. Ahorra mucho tiempo ya que el contratante puede ver el curriculum completo de la persona y no hace falta perder tanto tiempo en primeras entrevistas para tratar únicamente del curriculum de entrevistado. El problema es que la mayoría de los solicitantes de empleo no optimizan su perfil, no promocionan su red, no se unen ni participan en grupos. Es necesario tener una buena foto, que sea lo mas clara y formal posible pues buscar trabajo es algo oficial y hay que prestar la mejor imagen posible. 

Le sigue Twitter: es una herramienta increíble si se usa bien. Comprender esta herramienta puede llevarnos meses, porque no es que sea difícil, sino que hay que entender su forma de usarla, su complejidad. Twitter rompe las barreras de comunicación y te permite hablar directamente con los responsables de contratación, sin tener que presentar un curriculum vitae de inmediato a una máquina. Aunque Twitter es probablemente una de las mejores herramientas de creación de redes humanas del planeta, necesitas complementarlo con un blog o un perfil de LinkedIn. Twitter nos da la oportunidad de añadir una dirección URL a tu perfil, así que la elección está en nuestras manos. 

En tercer lugar estaría Facebook: si bien es una red social orientada al mundo de las relaciones personales e íntimas, también se puede utilizar para conseguir trabajo. Hay dos formas principales para optar a un puesto de trabajo a través de Facebook. El primero es ir a su mercado Facebook, con listas de ofertas de trabajo u otras oportunidades en tu red.Cuando encuentres una oferta de trabajo en la que estés interesado, podrás enviarle un mensaje al encargado que emplea directamente. La segunda manera de conseguir un trabajo es el uso de Facebook para unirse a grupos y páginas de fans y encontrar personas con intereses comunes y establecer contactos con ellos.

En menor medida que las anteriores está instagram: es una red social para compartir fotografías, muchas hechas con el móvil, y añadir un texto breve. También tiene una vertiente de buscar trabajo, se publican periódicamente puestos de trabajos creativos y el usuario puede enviar su candidatura si está interesado. El perfil debe de estar actualizado de manera constante porque demostrará interés y a la vez se debe incluir un link de portfolio o curriculum personal para que se conozca profesionalmente al candidato. 

Las redes sociales tienen muchos usos, todo depende de cómo se utilice. Es un instrumento que nos permite un acercamiento mayor y casi instantáneo. Debemos ser capaces de conocer las capacidades que nos brinda y hacer un uso correcto.