Formación del Planeta Tierra

Formación del Planeta Tierra

La Tierra que hoy conocemos tiene un aspecto muy distinto al que tenia poco después de su nacimiento, es decir, hace uno 4500 millones de años. Entonces era un amasijo de rocas conglomeradas, cuyo interior se calentó y fundió todo el planeta. Después de un periodo inicial en que era una masa incandecente, las capas exteriores empezaron a solidificarse, sin embargo el calor procedente del interior las fundía de nuevo.

Finalmente, la temperatura bajó los suficiente como para permitir la formación de una corteza terrestre estable. Al principio no tenía atmósfera y recibía muchos impactos de meteoritos. Además, la actividad volcánica era intensa, lo que motivaba que grandes masas de lava saliesen al exterior y aumentase el espesor de la corteza, al enfriarse y solidificarse. Esta actividad de los volcanes generó una gran cantidad de gases que acabaron por formar una capa de aire sobre la corteza. Su composición era muy distinta de la actual, pero fue la primera atmósfera, la cual permitió la aparición del agua en su estado líquido. Gracias a las erupciones, a partir del oxígeno e hidrógeno se generaba vapor de agua, que al ascender por la atmósfera se condensaba, dando origen a las primeras lluvias. Al cabo del tiempo, se formaron los mares y océanos, es decir, la hidrosfera.