La corrección de un Texto


La corrección de un Texto

Así como los niños cambian y retocan piezas de sus juguetes de construcción hasta obtener la figura deseada, de la misma manera debemos hacer esta acción con nuestros escritos, porque no basta con solo cambiar de lugar una coma o un punto, muchas veces es inevitable reescribir párrafos, cambiarlos de lugar o incluso, eliminarlos.

Advertir los errores nos servirá para corregir el texto y escribir la versión definitiva, la que presentaremos a nuestros lectores. Es decir, movemos las piezas del juguete de construcción hasta que se materialice la idea concebida al inicio de esta aventura.