Luciérnada, Poema Nahuatl

Luciérnada, Poema Nahuatl


En la noche, cuando la tierra duerma, te llamo
Pero tú ya no vives en mi reboso
Porque tú, que eres luciérnaga, te fuiste y darás luz a otra tierra
Y yo, que soy pez, todavía vivo en tu agua
Y te encuentro en cada cielo que vive en la superficie del río
Pero, vuela lejos, luciérnaga vete
Ya no mire
Que yo te sentiré en todas las tintas de noche