Sembrar para el futuro


Sembrar para el futuro

Servir al país, cambiarlo, es una tarea ardua. No es para los negativos o para los de corazón débil. Es tarea para los idealistas, para los que difícilmente se cansan. Muchos de los maestro cumplen con pasión una misión fundamental para el futuro: la preparación de la niñez y la juventud. Tienen por eso, el trabajo más importante... son los sembradores de un mejor futuro.  Existen aquellos que se han destacado por su pericia, por su eficacia y por su profunda humanidad.