Seres humanos y contaminación



Los seres humanos debemos recordar que nos encontramos en la cima de la cadena alimenticia, esto significa que cualquier alteración en ella, por minúscula que parezca, nos afecta de forma negativa. Por ejemplo, la disminución del microscópico plancton marino ocasionado por el calentamiento global, la destrucción de la capa de ozono y la contaminación de los océanos, reduce a su vez la población de peces en el mar, una de nuestras principales fuentes de alimentos.

Además, la cantidad de contaminantes en el medio ambiente puede aumentar significativamente el riesgo de tener cáncer, incluso es posible que muchos de los casos sean el resultado de que el sistema inmune no funcione como debería debido a la contaminación.