El Valor de la Civilidad

El Valor de la Civilidad

Dentro de ella se encuentra tener todos tus papeles en regla como sacar la  cartilla, votar etc.. pero eso sí, bajo cualquier punto de vista resulta aceptable ver a la paz, como prueba  fehaciente de felicidad. Para lograrla es necesario un régimen de civilidad, lo que significa hablar de un modo de vida personal y colectivo, dónde el respeto a la norma sea lo ordinario y no lo excepcional. "Si la norma se quiebra dentro de la conciencia de la persona, si lo mismo sucede en la célula básica de la sociedad cual es la familia, si no se respeta en la Nación, a la paz le surgen alas y vuela".

Ahí dónde está vigente un Estado de Derecho, la propia norma ofrece los caminos para reformar la ley injusta. En todo caso, es la inexistencia de la norma, o la falta de respeto a la ley. En aras de su propia autoridad y del orden que reclama gobernabilidad, el gobernante debe ser el primero en respetar la norma para predicar con la palabra y arrastrar con el ejemplo.