Jaque al Psicoanalista Katzenbach


Jaque al Psicoanalista Katzenbach

Han pasado cinco años desde que el doctor Starks acabó con la pesadilla que casi le cuesta la vida y que arrasó con todo lo que había sido hasta entonces. Ha logrado reconstruir su vida profesional y vuelve a ejercer de psicoanalista instalado en Miami, atendiendo a pacientes adinerados de la sociedad de Florida. Pero, una noche, en su consultorio, descubre tumbado en el diván a aquel al que había dado por muerto: Rumplestilskin ha vuelto y esta vez no busca acabar con él sino solicitar su ayuda. Por supuesto, no va a aceptar un no por respuesta.