Amaranto Huautli época prehispánica


Amaranto Huautli época prehispánica

El amaranto fue bautizado por los aztecas como Huautli, este ocupaba un prestigiado lugar en las ceremonias religiosas. Algunas crónicas de la época estiman que se producían de 15 a 20 toneladas al año, y se relata que hombres y mujeres elaboraban con él pequeñas estatuas que representaban a sus dioses. Esta planta también era parte fundamental de la alimentación de los pobladores. Su importancia fue similar a la del maíz, frijol, chile y calabaza, ya que su grano posee alrededor de 16% de proteína. Bien se dice que fue empleado como el principal alimento para los guerreros aztecas y, actualmente, de los astronautas.

Sin embargo, si el amaranto era tan abundante e importante para las culturas prehispánicas, se preguntará ¿porqué no ocupa hoy el mismo lugar que el maíz?. Al ser un grano indispensable para la vida de incas, mayas y otras culturas, a su llegada al continente americano, Hernán Cortés prohibió todo cultivo de amaranto, quemó sembradíos y amenazó a quien lo cosechara. El amaranto cayó y fue olvidado durante mucho tiempo, hasta que en la década de 1980 comenzó a tener impulso y a retomar relevancia en México.