Define tu propia suerte


Define tu propia suerte

Tienes un mayor control sobre tu destino del que crees. Sigue estos consejos simples para hacer que te sucedan grandes cosas. Cuando crecemos, nos enseñan a creer que algunas personas simplemente nacen con suerte. En realidad, esto es sólo una excusa conveniente para tomársela tranquila, en lugar de intentar ejercer cierto nivel de control sobre nuestro destino. Después de todo, si no eres uno de esos elegidos con fortuna, ¿qué puedes hacer al respecto?.

Buenos pues resulta que bastante. De hecho, un número cada vez mayor de psicólogos encuentra que lo importante no son las cartas que la vida te reparte, sino cómo juegas con ellas. Para ponerlo de otra manera: somos capaces de labrar nuestra propia suerte. Aquello que consideramos suerte y calidad no son lo mismo, hay que estar convencidos que no más del 10% de la vida está definida por el azar o la casualidad pura. El resto es suerte. La suerte está determinada por la actitud ante la vida, por lo que lanzas al universo y la manera en la que respondes ante los resultados. Lo que parece ser suerte es en realidad el resultado de percepciones, rasgos de personalidad, elecciones y acciones. Todas las opciones anteriores están dentro de tu rango de control.