Obra A Ocho Columnas


Obra A Ocho Columnas

Basada en una historia real, la creación de Salvador Novo fue considerada una obra polémica que causó desacuerdo e incomodidad en algunos medios de comunicación debido a la trama. Ambientada en los años cincuenta, la escenografía, los muebles y el vestuario le dan un sentido estético que traslada al espectador a esa época, sin dejar de mencionar el excelente desempeño actoral. El directo de la puesta en escena, Fernando Bonilla, señala que "parte de la riqueza que genera en el público la obra es la nostalgia; están decididamente subrayados los guiños costumbristas de la época cómo cuanto costaba una cajetilla de cigarros, un almuerzo y los lugares que visitaban, para que la gente imagine lo que era la Ciudad de México en aquel entonces. 

 Toda esta envoltura que al público le resulta agradable, permite acceder a la premisa de la obra: el dilema ético del quehacer periodístico y la relevancia de los valores en el periodismo. La obra protagonizada por Luis Miguel Lombana y Sophia Alexander Katz relata una historia con humor e ironía que describe lo que la opinión pública expresaba acerca de lo que ocurría dentro de la vida de los grandes diarios y a la que el propio autor había pertenecido. La riqueza de la obra consiste también en la forma de dialogar regodeada y barroca de los personajes, es así como decididamente nos fuimos a un estilo muy buscado, premeditado e inspirado en las personalidades de esa época.