Mostrando entradas con la etiqueta Ortografía. Mostrar todas las entradas

Uso de dos puntos

Uso de dos puntos

Hay una prueba para descubrir si estamos utilizando mal los dos puntos: quitarlos. Por ejemplo: "Las lenguas con más hablantes son: el chino, el español y el inglés". Esto está mal. Si eliminamos los dos puntos vemos que no pasa nada. La oración sigue teniendo sentido y no hay ningún problema con ella. Pues bien, cuando puedes quitar los dos puntos es que tienes que quitarlos. Hay quién los pone ahí porque intenta reflejar una pausa que se hace a veces en esa posición cuando estamos hablando: "Las lenguas con más hablantes son el chino, el español y el inglés", pero cuidado, una cosa son las pausas y otra los signos de puntuación. 

¿Qué tanto sabes de Español?


¿Es necesario el signo de apertura en las interrogaciones y exclamaciones?. La respuesta a esta pregunta es sí, es indispensable. Solo es admisible en otras lenguas, como en inglés, francés o portugués.

¿Hay algún caso en que solo se puede escribir el signo de cierre de interrogación o exclamación?. Solo es correcto cuando queremos marcar la ironía de una frase: Su amigo (?) no ha venido a ver cómo está. Decía que era felíz (!) a su lado.


Ortografía con puntos y comas


Ortografía con puntos y comas

Amigos que aman nuestro idioma. Esta vez les haremos un recomendación sobre el uso correcto de comas y del verbo abrogar en primera instancia, usado equivocadamente en lugar de arrogarse o atribuirse. Abrogar significa abolir o declarar nula una ley, por lo que es inadecuado su uso en lugar de arrogarse con el sentido de atribuirse un derecho o facultad de manera indebida. En los medios de comunicación se ve mal el empleo de esta voz. Ejemplos:
  • No pocos gobiernos se han abrogado la facultad de poder vigilar a los ciudadanos en internet.
  • Estados Unidos se abrogó el derecho de imponer sus intereses por la fuerza.
  • El consejero aseveró que el instituto no puede abrogarse atribuciones que van más allá de lo que le confiere la legislación.
Es decir se confunde a menudo con arrogarse, verbo que significa apropiarse indebida o exageradamente de cosas inmateriales, como facultades, derechos u honores.