Mostrando entradas con la etiqueta Poemas. Mostrar todas las entradas

Poemas amor Salvador Novo

Poemas amor Salvador Novo

Les compartimos a continuación 2 Poemas de amor cortos de este increíble poeta mexicano que nació en el año de 1974. Además de ser escritor contemporáneo a Octavio Paz, recibió el Premio Nacional de Literatura.


No podemos abandonarnos

No podemos abandonarnos,
nos aburrimos mucho juntos,
tenemos la misma edad, gustos semejantes,
opiniones diversas por sistema.

Mucha horas, juntos,
apenas nos oíamos respirar
rumiando la misma paradoja
o a veces nos arrebatábamos
la propia nota inesperada
de la misma canción.

Ninguno de los dos, empero,
aceptaría los dudosos honres
del proselitismo.


Amor

Amar este tímido silencio
cerca de ti, sin que lo sepas.
y recordar tu vis cuando te marchas
y sentir el calor de tu saludo,

Amar es guardarte
como si fueras parte del ocaso.
ni antes ni después, para que estemos solos
entre los juegos y los cuentos
sobre la tierra seca.

Amar es percibir, cuando te ausentas,
tu perfume en el aire que respiro,
y contemplar la estrella en que te alejas
cuando cierro la puerta de la noche.

Retrato con Ventana

Retrato con Ventana

Nocturnos sin bahía en la mañana,
sus ojos transparentes;
más allá del océano algo arde.

Ojos sin corriente, inmóviles, infinitesimales;
cruza por ellos a nado,
un puñada de faisanes.

La Palabra dicha - Octavio Paz

La Palabra dicha - Octavio Paz

La palabra se levanta
de la página escrita.
La palabra,
labrada estalactica,
grabada columna,
una a una letra a letra.
El eco se congela
en la página petrea.

Ánima,
blanca como la página,
se levanta la palabra.
Anda
sobre un hilo tendido
del silencio al grito,
sobre el filo
del decir estricto.
El oído: nido
o laberinto del sonido.

Lo que dice no dice
lo que dice: ¿cómo se dice
lo que no dice?

Di tal vez es bestial la vestal.

Un grito
en un carácter extinto:
en otra galaxia
¿como se dice ataraxia?
Lo que se dice se dice
al derecho y al revés.
Lamenta la mente
de menta demente:
cementerio es sementero,
simiente no miente.

Laberinto del oído,
lo que dices se desdice
del silencio al grito
desoído.

Inocencia y no ciencia:
para hablar aprender a callar.

google.com, pub-3196903008599434, DIRECT, f08c47fec0942fa0