Mostrando entradas con la etiqueta educación. Mostrar todas las entradas

Mejor momento para aprender


Mejor momento para aprender

El aprendizaje se asimila fácilmente durante los primeros años de vida. Nadar, patinar o andar en bicicleta, son habilidades que se aprenden mejor y más rápidamente en la niñez. Los pequeños aprenden, incluso a manejar computadoras y otros aparatos tecnológicos, en apenas algunos minutos. No obstante, eso no quiere decir que debamos abrumarlos de tareas, ya que en la enseñanza también existen límites y el mejor momento para ello.

Los niños tienen una enorme capacidad para absorber todo lo bueno y lo malo que existe a su alrededor. En este sentido, es muy importante rodearlos de un ambiente tranquilo, donde las personas convivan de acuerdo a los valores que se desean desarrollar en el pequeño. Además, es importante señalar que cuantos más estímulos reciba durante los primeros meses, más habilidades desarrollará.

Factores problemas aprendizaje

Factores problemas aprendizaje

Hay ciertos factores que pueden influenciar la presentación de anomalias en el aprendizaje, algunas de ellas son:

- Herencia genética. Se han documentado casos de varios miembros de una misma familia afectados por un problema de aprendizaje similar. 
- Complicaciones durante el embarazo o el nacimiento, tales como consumo de drogas o alcohol durante la gestación, parto prematuro, carencia de oxígeno o bajo peso al nacer.
- Problemas después del nacimiento, como lesiones en la cabeza, malnutrición, envenenamiento por plomo y maltrato infantil.

¿Cómo aprendemos a leer?

¿Cómo aprendemos a leer?

Aprendemos a leer a través de la estimulación sensorial (visual, auditiva, táctil, del gusto y del olfato), en esto participan padres, tutores y docentes durante la etapa de preescolar, aprovechando la curiosidad de los niños y fomentando ambiente propicios para el aprendizaje, para que se asocien las letras con sonidos, formar sílabas, luego palabras y enunciados, acompañados de imágenes representativas, tomando en cuenta que cada niño aprende a su propio ritmo.

Leer correctamente constituye la base del aprendizaje. Para entender la relación entre las primeras experiencias con el idioma hablado y la lectura, se puede comparar al lenguaje con un banquito de cuatro patas. Estas patas son el hablar, escuchar, leer y escribir.

google.com, pub-3196903008599434, DIRECT, f08c47fec0942fa0